Cerveza rubia, tostada y negra

Cerveza rubia, tostada y negra

Como bar cervecería de Mirasierra (Madrid) queremos dedicar esta nueva entrada del blog a repasar las diferencias entre cerveza rubia, tostada y negra. Lo primero a tener claro es que la cerveza no es fácil de tipificar. Existen muchos criterios de clasificación. De todos modos, para cada cerveza acaba existiendo una sola denominación o dos como mucho. Por ejemplo, la cerveza más consumida en España es la de baja fermentación (lager). La llamamos rubia por su color dorado claro. 


Como decimos, atendiendo a la fermentación se establece la clasificación más sencilla. En este sentido, las cervezas se dividen en dos grandes grupos: Lager, de baja fermentación, y Ale, de alta fermentación. En la Cervecería Restaurante Gambrinus Mirasierra te recordamos que las primeras son ligeras, claras, con bastante gas y de graduación moderada. Las Ale son menos habituales, al menos en el Mediterráneo, aunque en Reino Unido y centro Europa son las más populares. Son cervezas más oscuras, espesas y con poco gas. Tienen mayor graduación y un sabor mucho más intenso con más presencia del cereal. En cuanto a los ingredientes, lo normal es que la cerveza se elabore con malta de cebada. Si esta se ha combinado con notables cantidades de otro cereal, como el trigo o la avena, la cerveza suele denominarse “cerveza de trigo” o “de avena”. Si únicamente se ha utilizado cebada la cerveza puede llamarse 100% malta. El tipo de lúpulo no influye en el nombre de la cerveza, sólo en la cerveza Pils o Pilsener. 


Pasamos ahora al aspecto. En el mercado tenemos cerveza ámbar, roja, rubia, negra, etc. En nuestro bar cervecería de Mirasierra (Madrid) te recordamos que el color y la translucidez de la cerveza se deben a las proteínas en suspensión del grano. Por ejemplo, como la cebada apenas tiene, las cervezas lager suelen ser rubias y claras. Por su parte. las negras tienen este color por el uso de maltas tostadas o quemadas.

haz clic para copiar mailmail copiado